ARQUITECTURA

La Experiencia de Ana Liska en Arquitectura empezó en el año de 1999 en Suiza, luego en el año 2001 trabajo para John Gutiérrez en Baltimore, Estados Unidos y desde el año 2006 trabaja por su cuenta en proyectos de viviendas y oficinas en Guatemala.

“Siempre me ha gustado verme a mi misma no solo como pintora, escultora o arquitecta, sino mas que nada dando lo mejor de mi misma, en todo lo que hago”.

Desde mi adolescencia descubrí que padecía de sordera parcial y esto me permitió estar consiente de cosas que la gente por lo general no se daban cuenta o no tenían sonido; mejorando así mi técnica de expresión y aprovechando cada  oportunidad de expresarme de cualquier manera  a mi alcance.

Decidir mi profesión no fue cosa fácil; me gustaban muchas cosas tan diferentes a las que me aconsejaban que finalmente decidí estudiar arquitectura; una profesión artística, que conlleva espíritu, ciencia y creatividad, donde puedo ser yo misma.

A lo largo de mi carrera, he explorado tanto la parte eterna como la humana en todos sus proyectos arquitectónicos. Mis diseños responden, sobre todo, a las necesidades inmediatas  de mis clientes y del entorno; existe un dialogo profundo entre los volúmenes y la naturaleza, es allí donde inicia todo.

Arquitectura es un reto para mi creatividad, la cual integra todas mis pasiones. Una obra completa, es aquella que se fundamenta en el cambio de los años, pero sus partes intimas no permanecen intactas. Lucho por adaptar e integrar en mis ambientes las necesidades cambiantes de los clientes a través del tiempo.

A lo largo de los años, he aprendido de diferentes culturas, lugares y personas aspectos de la vida que no están escritos en libros. Creo que esto me ha enseñado que un arquitecto de aspiraciones toma tiempo;  siempre pensé que tomaría solo muchos proyectos, pero no, uno no puede convertirse en arquitecto de la noche a la mañana. Profesionalmente hablando quizás si, pero poder sentir profundamente el espíritu de la arquitectura, de donde uno se ofrece a si mismo, toma mucho mas tiempo.

De los primero proyectos en que participe fue en diseñar un cuarto en un jardín, por que? porque el jardín es una parte de la naturaleza, que siempre es un elemento fuerte de inspiración, y el cuarto, dormitorio, es el comienzo de la arquitectura. La naturaleza da vida y refresca la arquitectura.

Hoy en día, el medio ambiente necesita todo nuestro apoyo y cuidado, respetar la naturaleza profundamente. Un arquitecto debe ser capaz de percibir y sintetizar el espíritu que existe en la naturaleza de manera que pueda, cada vez, construir mas ambientes genuinamente humanos”.

CASA PINADA

El diseño de esta casa fue una experiencia increíble, puedo decir que trabajamos en TODOS los detalles.  El concepto principal fue de integrar la luz y naturaleza en cada uno de sus ambientes, introduciéndolos así en la arquitectura. Uno de los  propósitos del diseño fue poder apreciar el jardín que rodea la casa de todos sus ambientes, incorporando la naturaleza por medio de sus amplias ventanas, las cuales permiten una interacción constante con el exterior, dando una sensación de libertad y paz. El uso de  materiales neutros, la piedra, madera natural, paredes en color blanco nos enfoca en los detalles de cada rincón, dando así un ambiente sereno y muy acogedor, a pesar del diseño minimalista.

 

CENTRO CLÍNICO CABEZA Y CUELLO

Este proyecto se desarrolla en dos partes:

La primera alberga un centro clínico con servicios de ortodoncia, laboratorios de patología oral y clínicas de Otorrinolaringología. Años mas tarde se integro un ala de consultorios médicos, audiometría y tratamiento de vértigo.

El área en si responde al uso optimo del espacio por medio de un corredor central, el cual aprovecha la luz natural que proviene tanto del área interna como externa del edificio, buscamos mantener un estilo minimalista con colores neutrales contrastándolos con la transparencia de vidrios.

 

CASA RADEMANN

PROYECTO EL AHUMADO